La organización Interprofesional láctea, que engloba a todo el sector lácteo español cuyos miembros representan tanto a la rama productora, a los ganaderos, como a la transformadora, cooperativas e industrias, InLac, da comienzo su campaña “Te lo agradece”, que tiene como objetivo principal fomentar el consumo de todo tipo de alimentos lácteos (3 al día) y recordar el impacto positivo que esto tiene para nuestro medio rural si, además, son de origen español.

Consumo de todo tipo de alimentos lácteos

Cuando eliges lácteos españoles, estás dando futuro a nuestros pueblos, a miles de familias y a un sector principal de nuestra economía. Además, el consumo de productos lácteos, como leche, yogur y queso, es importante por varias razones:

  • Son una fuente de calcio y otros nutrientes esenciales como proteínas de alta calidad, vitamina D, vitamina B12, potasio y fósforo.
  • El calcio es esencial para la formación y el mantenimiento de huesos fuertes. 
  • Contribuyen a la salud cardiovascular, posiblemente debido a los efectos beneficiosos de ciertos componentes de los lácteos, como el calcio, el potasio y las proteínas lácteas.
  • Son un apoyo a una dieta equilibrada y variada, proporcionando nutrientes esenciales que son importantes para el funcionamiento adecuado del cuerpo.

El mundo rural “Te lo agradece”

El consumo de lácteos en el medio rural español puede ser de gran importancia tanto para las empresas como para las comunidades locales por distintas cuestiones:

  • Generación de empleo: La producción láctea en el medio rural requiere una mano de obra significativa, desde la producción primaria hasta el procesamiento y la distribución.
  • Estímulo para la economía local: Las empresas lácteas en el medio rural pueden impulsar la economía local al comprar materias primas, como leche de ganaderos locales, y al ofrecer productos lácteos a la comunidad.
  • Fomento de la agricultura sostenible: La producción láctea en el medio rural puede estar asociada con prácticas agrícolas sostenibles, como la rotación de cultivos, el uso eficiente del agua y la gestión adecuada de los residuos.
  • Apoyo a la seguridad alimentaria: El suministro local de productos lácteos puede contribuir a la seguridad alimentaria de la comunidad, especialmente en áreas donde el acceso a alimentos frescos y nutritivos puede ser limitado.
  • Promoción del turismo rural: Las empresas lácteas en el medio rural pueden diversificar sus actividades ofreciendo experiencias turísticas, como visitas a granjas y actividades relacionadas con la producción láctea.

En resumen, el consumo de lácteos en el medio rural es beneficioso tanto para las empresas como para las comunidades locales al impulsar el empleo, estimular la economía, fomentar la agricultura sostenible, apoyar la seguridad alimentaria y promover el turismo rural.