Comer queso te hace más feliz

Comer queso te hace más feliz y así lo indican diferentes estudios profesionales sobre el tema. Todos sabemos que los quesos pertenecen al grupo de productos lácteos y que aportan nutrientes, minerales esenciales, como el calcio, y vitaminas indispensables para que el organismo se mantenga fuerte y nos dé energía. Sin embargo, casi siempre nos olvidamos de hablar de lo felices que nos sentimos al degustarlo y, por ello, en este artículo puntualizaremos este tema.

Los beneficios del queso

Está claro que el queso es un producto gastronómico que gusta a casi todo el mundo, pero, además, los profesionales que nos dedicamos a la elaboración y distribución de quesos, sabemos que es indispensable utilizar ingredientes de calidad para ofrecer los mejores resultados.

Es importante que lo incluyas en tu dieta, tanto si eres adulto como de edad avanzada, para favorecer la conservación de la masa ósea de tu cuerpo y que prevengas la desmineralización de los huesos.

No olvides que este factor es el determinante, en muchas ocasiones, de que puedas padecer osteoporosis o fracturas con más facilidad. Si eres mujer, todavía tienes más posibilidades de padecer estos efectos en la etapa de la menopausia, lactancia o embarazo, así que con más razón deberías incluirlo en tu dieta semanal.

En relación al sodio, los quesos son un grupo de lácteos con un alto aporte de este mineral, ya que, por ejemplo, 60 gramos de queso curado contienen hasta 800 miligramos, 50 gramos de queso fresco, entre 110 miligramos y 450 miligramos y un vaso de leche, solo 120 miligramos. Además, destacamos que los quesos tienen muchos más aportes, como la esencial vitamina D, que tanto buscamos cuando tomamos el sol porque este nos lo proporciona en cantidades altas.

¿Cómo influye comer queso en el estado anímico?

El queso es un alimento que influirá positivamente en tu estado de ánimo cada vez que lo tomes. Esa sensación de bienestar es generada por la serotonina y las endorfinas, que son sustancias clave en esta combinación de alimentación y felicidad. No obstante, para que lo entiendas a la perfección, te explicaremos el proceso más detalladamente.

Los aminoácidos

Aunque hay muchos tipos de quesos y cada persona tiene su favorito, hay un pequeño secreto que explica el motivo por el que nos sentimos tan bien al tomarlos. La tirosina y el triptófano son dos aminoácidos que se encuentran en este exquisito derivado de la leche.

Por un lado, el triptófano es el responsable de que la hormona de la serotonina, que es la encargada de que nos sintamos felices, pueda actuar químicamente y nos produzca ese efecto tan positivo. Por el otro, la tirosina nos ayuda a concentrarnos, a motivarnos y a aumentar nuestro rendimiento físico y mental. Además, también contribuye a que otra hormona, la dopamina, haga que nos sintamos más vitales y en forma.

En conclusión, ahora que ya sabes por qué comer queso te hace más feliz, esperamos que te decidas a incluirlo en tu lista de la compra y te cerciores de tener siempre en tu casa un trocito para degustarlo de manera habitual.